Yoann Gourcuff

Gourcuff

Yoann Gourcuff, nuevo referente lionés

Largo tiempo se arrepentirá el Milán de haber perdido a Yoann Gourcuff. Nacido en Ploemeur, hace 23 años, el elegante mediapunta bretón dio sus primeros pasos en las categorías inferiores del modesto Lorient, conjunto en el que dio las primeras muestras del tremendo futbolista en que se terminaría convirtiendo.

Y el primero en atisbarlo fue el Rennes, club que se hizo con sus servicios en el verano de 2003 y donde después de dos temporadas de adaptación (en las que disputó 9 y 21 partidos) dio un tremendo salto de nivel 36 encuentros disputados adornados con 6 tantos. Contaba con 19 años y ya había despertado el interés de varios “cadors” (grandes) europeos, como fue el caso del Arsenal de su compatriota Arsene Wenger, sabedor del enorme potencial que atesoraba aquel joven desgarbado que entonces ocupaba el extremo diestro.

El Europeo sub’19… y un cambio de aires

Fue precisamente ese verano de 2005 cuando protagonizó un espectacular europeo sub’19 (junto a otras futuras referencias como Diaby) o Loris donde llevó a su selección a alzarse con el campeonato. Era su momento. El momento de “petit Zidane”, como se le comenzó a conocer debido a las virtudes que compartía con el futbolista del Real Madrid que había ayudado a lograr la Copa del Mundo del 1998 con dos testarazos frente a Brasil.

Y al igual que sucedió con su ídolo, el hijo del actual técnico del Lorient cambió Francia por Italia a fin de mostrar su calidad en una liga de primer nivel. Sin embargo, su destino no estuvo en la Juventus, si no en el Milán, conjunto que pagó 4,5 M€ y donde se encontró con un brasileño llamado Kaká que se hallaba en el Olimpo de los Dioses del balompié.

Esto provocó que el joven galo apenas tuviera la oportunidad de disputar 36 partidos (2 goles) con los rossoneros antes de marcharse a Burdeos para enfundarse la elástica de un Girondins que intentaba acabar con la tiranía ejercida por el Olympique de Lyon los últimos años.

La vuelta a casa

Y lo cierto es que no le ha podido ir mejor al joven mago en su retorno a casa: 37 partidos disputados, 12 goles, y campeonato liguero con los de Laurent Blanc, todo ello coronado con el debut con la Selección Francesa en Suecia y un buen puñado de goles para el recuerdo, como el que anotó al PSG después de una excepcional ruleta. De este modo, y como era de prever, el flamante campeón francés decidió ejercer la opción de compra que poseía y pagó al Milán 15 M€, cantidad que se antojaba ridícula a la vista del esplendoroso futuro que espera al jugador por el que ya se interesaron Real Madrid, Bayern Múnich o Inter de Milán, entre otros.

Ahora,  tan solo un año después el cuadro girondino ha obtenido una plusvalía de 7 millones de euros con su venta a cambio de 22 M€ al Olympique de Lyon, donde el heredero natural de Zinedine Zidane tratará de devolver al conjunto presidido por Jean Michel Aulas la gloria que le ha sido esquiva las dos últimas campañas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s